Servicios a disposición del ciudadano

. . No hay comentarios:
España sigue en crisis económica. Muy drástica fue la caída del sector económico-financiero en el país como para recuperar lo que se había perdido en un abrir y cerrar de ojos. No. Por muchos esfuerzos que se hagan, por mucho empeño que se tenga, tremendamente complicado por no decir imposible es que la economía española floreciera de hoy para mañana. Más bien debería resultarnos extraño si así se hubiera conseguido. Extraño, por no decir sospechoso.

Las consecuencias de la crisis han sido cuanto menos desagradables, tristes. Familias en situaciones desesperantes, casos de desnutrición infantil, jóvenes sin posibilidad de realizar estudios o sin poder terminar lo que un día empezaron, desahucios, pobreza... son solo algunas de las informaciones que día sí y otro también se emitían en los programas de radio y televisión.

La crisis ha supuesto un antes y un después para el gobierno de España, pero también para los ciudadanos del país que, en momentos de máxima irritación e indigne, terminaban optando por tomar medidas que nunca jamás se habrían planteado de no ser por que sus familias se verían seriamente implicadas. Hablamos, por ejemplo, de aquellas situaciones en las que más de un padre de familia se veía en la “obligación” de recurrir a los robos en supermercados o a los hurtos, solo con el firme objetivo de que su familia tuviese un pan que echarse a la boca.

Muchos de esos casos quedaban en nada, pero otros muchos no corrían con la misma suerte y terminaban necesitando de servicios como los abogados o los procuradores. Servicios que, pese a que siempre han estado a disposición del ciudadano, con la crisis han cobrado más fuerza y protagonismo en el mercado.

Sí, todo ciudadano español ha de tener a su disposición a un especialista en Derecho que abogue y luche por él, que lo entienda, lo defienda y trate de ofrecerle la salida que este merece. Más aun cuando se trata de casos que, a la vista ajena podrían resultar imposibles de defender porque han sido delitos, pero que, en el fondo, han sido por causas digamos justificadas.

Servicios como los que ofrecen procuradores como los que se pueden ver en este portal web son cada vez más necesarios en España. Porque, sin ellos, la Justicia no tendría sentido y en momentos como los que atraviesa España, ¡cuánta injusticia existe!

Ya veis, la crisis ha perjudicado a muchos, pero también ha beneficiado a otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores