¿Hay profesiones verdaderamente necesarias?

. . No hay comentarios:
No hay mesa compartida entre amigos en la que no haya salido alguna vez el tema de las profesiones. Que si hay trabajos que requieren más o menos esfuerzo, que si hay trabajos que cuesta más conseguir, que si hay trabajos en los que la competencia a veces juega malas pasadas, que si hay trabajos que no deberían considerarse como tal y otros que sí que deberían regularse y hasta tener su sueldo. Pero, ¿ha surgido alguna vez la cuestión de aquellas profesiones que son verdaderamente necesarias?

No sé si soy la única persona del planeta que se ha planteado más de una vez esto, pero en un mundo como en el que vivimos hoy, hay profesiones que, a mi modo de ver, cada día son más y más necesarias. El motivo es que en los tiempos que corren, sobre todo en países como España en los que la crisis ha dejado a los ciudadanos sin recursos económicos, cada vez son más las imprudencias que se cometen, los delitos que, unas veces a posta y otras sin querer, se incurren y las carencias que se tienen.

Si lo analizamos así, a voz de pronto, esos tres términos (imprudencias, delitos y carencias) serían en parte los responsables de que determinadas profesiones no solo se pusieran más de moda que en otras épocas llamémoslas menos conflictivas, sino que también pasaran a ser imprescindibles.

Hablo, por ejemplo, de profesiones como la abogacía. Porque cada vez son más los accidentes de tráfico que se producen y las indemnizaciones que no se pagan o que no se pagan como deberían. Hay también imprudencias al volante que terminan involucrando a terceros y cuyos conductores, por miedo a las posibles acciones tomadas por los afectados, se dan a la fuga, sin importarles el estado en el que quedan los viajeros del coche contrario (o los peatones, lo que es peor aún).

En definitiva, bajo mi punto de vista sí que hay labores que sí que son necesarias como las de la abogacía, que pueden solventar problemas tanto de accidentes de tráfico como de cualquier tipo de conflicto que precise de un intermediario profesional que defienda los derechos de los afectados.

Si se quiere una referencia, aquí encontraréis una web donde podréis conseguir información sobre este ámbito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores