MEDIDAS DE RENTABILIDAD

. . No hay comentarios:
Las tres medidas que se exponen en esta sección son probablemente las más conocidas y las más ampliamente usadas de todas las razones financieras. De una manera o de otra, tienen como finalidad medir la eficacia con la que las empresas usan sus activos y la eficiencia con la que administran sus operaciones. En este grupo, el foco de atención se concentra en el renglón base, es decir, la utilidad neta. Margen de utilidad Las empresas le prestan mucha atención a su margen de utilidad:

Margen de utilidad = Utilidad neta / Ventas

= $363 / $2 311 = 15.7%

Este resultado indica que, en un sentido contable, genera algo menos de 16 centavos de utilidades por cada dólar de ventas.

Si todas las demás cosas se mantienen iguales, es deseable contar con un margen de utilidad relativamente alto. Esta situación corresponde a razones bajas de gastos con relación a las ventas. Sin embargo, es preciso aclarar que, con frecuencia, las demás cosas no son iguales.

Por ejemplo, reducir el precio de ventas generalmente aumentará el volumen de unidades vendidas, pero de ordinario ocasionará que los márgenes de utilidad también se reduzcan. La utilidad total (o, lo que es más importante, el flujo de efectivo en operación) puede aumentar o disminuir, y por lo tanto el hecho de que los márgenes sean más pequeños no es necesariamente malo. Después de todo, ¿no es posible que, como dice el dicho, “Los precios son tan bajos que la empresa pierde dinero sobre todo lo que vende, pero lo recupera gracias al volumen?”

Los márgenes de utilidad son muy diferentes en las distintas industrias. Las tiendas de abarrotes tienen un margen de utilidad muy bajo, por lo general de cerca de 2%. En contraste, el margen de utilidad de la industria farmacéutica es de cerca de 18%. Por lo tanto, por ejemplo, no es de sorprender que los márgenes de utilidad recientes de Albertson y Pfizer hayan sido de aproximadamente 1.2 y 15.6%, respectivamente.

Rendimiento sobre los activos El rendimiento sobre los activos (ROA, por las siglas de return on assets) es una medida de la utilidad por dólar de activos. Puede definirse de varias formas, pero la más común es:

Rendimiento sobre los activos = Utilidad neta / Activos totales

$363 =$3 588 = 10.12%

Rendimiento sobre el capital El rendimiento sobre el capital (ROE, por las siglas de return on equity) es una herramienta que sirve para medir cómo les fue a los accionistas durante el año. Debido a que la meta es beneficiar a los accionistas, el ROE es, en un cierto sentido contable, la verdadera medida del desempeño en términos del renglón de utilidades. Por lo general, el ROE se mide como:

Rendimiento sobre el capital contable = Utilidad neta / Capital contable total

$363 =$2 591 = 14%

Por lo tanto, por cada dólar de capital contable, generó 14 centavos de utilidades; pero, nuevamente, esto es correcto tan sólo en términos contables.

En razón de que el ROA y el ROE representan cifras que se citan comúnmente, es necesario poner de relieve que es importante recordar que son tasas de rendimiento contables. Por esta razón, estas medidas deben ciertamente denominarse rendimiento sobre los activos en libros y rendimiento sobre el capital en libros. Además, algunas veces el ROE se denomina rendimiento sobre el valor neto. Cualquiera que sea el nombre que se le dé, sería inapropiado comparar el resultado con, por ejemplo, una tasa de interés observada en los mercados financieros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores