VALOR PRESENTE NETO

. . No hay comentarios:
Al igual que el método de tasa interna de rendimiento, el método del valor presente neto es un enfoque de flujo de efectivo descontado a la presupuestación de capital. Con el método de valor presente se descuentan todos los flujos de efectivo al valor presente, utilizando la tasa de rendimiento requerida. El valor presente neto de una propuesta de inversión es


donde k es la tasa de rendimiento requerida. Si la suma de estos flujos de efectivo descontados es cero o más, se acepta la propuesta si no, se le rechaza. Otra forma de expresar el criterio de aceptación consiste en decir que se aceptará el proyecto si es que el valor presente de los ingresos de efectivo rebasa el valor presente de las salidas de efectivo. La explicación que subyace en el criterio de aceptación es la misma que la que respalda el método de tasa interna de rendimiento. Si la tasa de rendimiento requerida es la rentabilidad que los inversionistas esperan que la compañía obtenga a partir de la propuesta de inversión, y la empresa acepta una propuesta con un valor presente neto mayor que cero, el precio en el mercado de la acción debe subir. De nuevo, la organización está aceptando un proyecto con un rendimiento mayor que el necesario para dejar sin cambio el precio de las acciones en el mercado.

Si suponemos que una tasa de rendimiento requerida es de 12% después de impuestos, el valor presente neto de nuestro ejemplo, es de


De nueva cuenta, el problema se puede resolver por medio de una computadora, una calculadora o consultando la tabla apropiada de valor presente. Al usar la tabla B porque una anualidad está involucrada, encontramos que el factor de descuento apropiado es 3.6048 y multiplicamos $5 700 por dicho factor para obtener $20 547. Al restar el desembolso inicial de $18 000, obtenemos $2 547. Puesto que el valor presente neto de esta propuesta es mayor que 0, se debe aceptar la propuesta, utilizando el método de valor presente.

Con el método de tasa interna de rendimiento se nos proporcionan los flujos de efectivo, y despejamos la tasa de descuento que iguala el valor presente de los ingresos de efectivo con el valor presente de los egresos. Entonces comparamos la tasa interna de rendimiento con la tasa de rendimiento requerida para determinar si se debe aceptar la propuesta. Con el método del valor presente, se nos proporcionan los flujos de efectivo y la tasa de rendimiento requerida, y despejamos el valor presente neto. La aceptación de la propuesta depende de que el valor presente neto sea cero o más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores