TASA INTERNA DE RENDIMIENTO

. . No hay comentarios:
A causa de las diversas desventajas de los métodos de tasa promedio de rendimiento y periodo de recuperación, generalmente se cree que los métodos de flujo de efectivo descontado proporcionan una base más objetiva para evaluar y seleccionar los proyectos de inversión. Estos métodos toman en cuenta tanto la magnitud como la periodicidad de los flujos de efectivo esperados en cada periodo de la duración de un proyecto. Los dos métodos de flujo de efectivo descontado son el de la tasa interna de rendimiento y el de valor presente que. Recordemos que la tasa interna de rendimiento para una propuesta de inversión es la tasa de descuento que iguala el valor presente de los egresos de efectivo esperados con el valor presente de los ingresos esperados. Se le representa por la tasa r, de manera que


donde At es el flujo de efectivo para el periodo t, ya sea egreso o ingreso neto de efectivo y n es el último periodo en el cual se espera un flujo de efectivo. Si el desembolso inicial de efectivo o costo ocurre en el momento 0, la ecuación anterior se puede expresar como


De manera que r es la tasa que descuenta la serie de flujos de efectivo futuros –A1 hasta An- para igualar el desembolso inicial en el momento 0, A0. Para nuestro ejemplo, se puede expresar el problema como


Al buscar r por medio de una computadora, una calculadora programada o el método manual encontramos que la tasa interna de rendimiento para el proyecto es 17.57%.

CRITERIO DE ACEPTACIÓN


El criterio de aceptación que se emplea generalmente con el método de tasa interna de rendimiento es la comparación de la tasa interna de rendimiento con una tasa de rendimiento requerida, conocida también como la tasa de corte u obstáculo. Si la tasa interna de rendimiento excede la tasa requerida, se acepta el proyecto¡ si no, se le desecha. Si la tasa de rendimiento requerida es 12 % Y se utiliza este criterio, se aceptará la propuesta de inversión que se está considerando. La aceptación de un proyecto con una tasa interna de rendimiento que rebasa ia tasa de rendimiento requerida debe resultar en un incremento en el precio de las acciones en el mercado, porque la compañía acepta un proyecto que tiene un rendimiento mayor del necesario para mantener el precio actual de la acción en el mercado.

Sin embargo, reconozcamos que los proyectos de inversión de expansión de la capacidad pueden diferenciarse de los proyectos de reducción de costos y, por tanto, exigir un rendimiento diferente. Edward M. Miller razona que los proyectos de expansión de capital están altamente relacionados con el nivel de la actividad económica, 10 que produce flujos considerables de efectivo cuando la economía es próspera2 Si nos apoyamos en los conceptos presentados en el capítulo 3, concluiríamos que sería alto el riesgo sistemático del proyecto.

En cambio, los proyectos de reemplazo son reductores de costos y sería probable que produjeran beneficios a 10 largo de más estados de la economía. Como resultado, tendrían menor riesgo sistemático y necesitarían un rendimiento menor para satisfacer a los inversionistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores