CAPITAL DE TRABAJO NETO

. . No hay comentarios:
Cuando se realiza una inversión en activos fijos –en especial en el caso de los proyectos de expansión– no se requiere únicamente un desembolso para comprar la maquinaria y el equipo necesarios para realizar el proyecto, es necesario también considerar la inversión necesaria en capital de trabajo neto como nuevas cuentas por cobrar e inventarios. Esta inversión es relevante para la evaluación del proyecto porque el cambio en estos activos circulantes es el resultado directo de la decisión a cerca del proyecto.

No obstante, también se debe tomar en consideración que los proyectos que requieren de una inversión adicional en activos circulantes también generan flujos de efectivo espontáneos para la empresa. Por ejemplo, al incrementarse los inventarios también se incrementa la cantidad de dinero que se les adeuda a los proveedores (cuentas por pagar) por concepto de las compras adicionales. Así mismo, el incremento en las operaciones de la empresa genera también financiamiento espontáneo adicional a través de pasivos acumulados (por ejemplo, impuestos por pagar o sueldos por pagar). De esta manera, la inversión neta en capital de trabajo resulta de restar los cambios en los pasivos espontáneos al desembolso que se debe realizar para adquirir los activos circulantes adicionales.

Por ejemplo, suponga que Cementos Nacionales desea realizar un proyecto de expansión. Para ello, además de la maquinaria y equipo que debe adquirir, debe invertir $5 millones en cuentas por cobrar e inventario. Al mismo tiempo, los analistas creen que las cuentas por pagar, impuestos por pagar y sueldos por pagar se incrementarán en $2 millones de realizarse el proyecto. La inversión neta en activos circulantes que deberá realizar la empresa será de $3 millones ($5 millones – $2 millones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores