18 octubre 2012

LA TEORÍA DEL TRABAJO DEL VALOR DE CAMBIO

Ni Smith ni Ricardo resolvieron nunca de forma satisfactoria la paradoja del agua y los diamantes. El concepto del valor de uso fue debatido por los filósofos, mientras que los economistas prestaron atención a la explicación de los determinantes del valor de cambio (es decir, a la explicación de los precios relativos).
Una posible explicación obvia es que el valor de cambio de los bienes viene determinado por lo que cuesta producirlos. Los costes de producción están determinados, fundamentalmente, por los costes de trabajo, al menos así era en tiempo de Smith y Ricardo y, por tanto, la teoría del valor trabajo constituía un paso evidente. Por ejemplo, parafraseando un ejemplo de Smith, si la caza de un ciervo requiere dos veces el número de horas de trabajo que la captura de un castor, se debería de intercambiar un ciervo por dos castores. En otras palabras, el precio del ciervo debería ser el doble que el del castor. Análogamente, los diamantes son relativamente caros porque su producción exige una importante cantidad de trabajo.

Para los estudiantes con un somero conocimiento de lo que ahora denominamos la ley de la oferta y la demanda, la explicación de Smith y Ricardo puede parecer un poco rara. ¿No se daban cuenta de los efectos de la demanda sobre los precio? La respuesta a esta pregunta es tanto “si” como “no”. Si que observaron periodos de rápido crecimiento y reducción de los precios, y atribuyeron estas variaciones a cambios de la demanda. Sin embargo, consideraban que estas variaciones eran cuestiones anormales que solo generaban una divergencia transitoria entre el precio de mercado y el valor trabajo. Puesto que no habían resuelto realmente la paradoja del valor de uso, no querían asignar a la demanda más que un papel efímero en la determinación del valor de cambio. Por el contrario, los valores de cambio a largo plazo eran determinados únicamente por los costes laborales de la producción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
www.Aleive.org y www.Aleive.net