¿POR QUÉ EXISTEN LOS MONOPOLIOS?

. . No hay comentarios:
Uno podría pensar que si las empresas monopolistas obtienen beneficios mayores otros empresarios querrían invadir su mercado para obtener también mayores beneficios. Sin embargo, como dijimos anteriormente, en los mercados monopólicos existen barreras a la entrada. Esto significa que existe algún tipo de impedimento que frena la entrada de nuevas empresas a estos mercados como son las economías de escala en la producción (actividades donde no es posible producir en pequeña escala), la superioridad tecnológica (actividades donde es necesario tener un desarrollo tecnológico difícil de lograr para las demás empresas), el control de recursos necesarios para la producción (por ejemplo, la localización geográfica o el control de un recurso, como el petróleo) y las restricciones impuestas por las normas legales (por ejemplo, la concesión de un parador en la playa).

Las economías de escala

Los monopolios surgen en mercados donde los costos fijos (es decir, aquellos que no dependen de la cantidad producida por la empresa) son muy altos. Esto hace que la manera menos costosa de abastecer este mercado sea concentrando la producción en una única empresa, y el monopolio resultante se denomina monopolio natural. Ejemplos: agua, gas por cañería, etc. En Uruguay los monopolios naturales son de propiedad estatal. En otros países ha existido una tendencia a la privatización, pasando a ser el tema central la regulación de dichos monopolios naturales en manos privadas.

La superioridad tecnológica:

Pueden surgir monopolios en mercados donde una empresa mantenga una brecha tecnológica sostenida sobre sus competidores potenciales. Sin embargo, la superioridad tecnológica no siempre funciona como una barrera a la entrada a un mercado, o lo hace sólo por un período corto, dado que eventualmente los competidores pueden imitar la tecnología del líder o mejorar la propia mediante mayor investigación.


El control de los recursos necesarios para la producción:

Cuando un monopolista controla un recurso o un factor productivo crucial para una industria puede evitar que otras empresas entren en el mercado. Un ejemplo posible es el del agua mineral natural embotellada. Si una empresa es dueña del lugar donde está el manantial de agua, el control exclusivo del recurso natural la convierte en monopólica. A pesar que para muchos consumidores el agua potable gasificada puede ser un sustituto perfecto de la anterior, en general podemos decir que no tiene sustitutos satisfactorios.


Las restricciones impuestas por el Estado

En muchos casos es el Estado quien impone monopolios. Las licencias o concesiones estatales evitan la existencia legal de otras empresas. Por ejemplo, en la concesión para la construcción de un puente o para el mantenimiento de una carretera, o para la recolección de basura, el Estado otorga, a través de una licitación, la explotación exclusiva a una empresa. En otros casos, legalmente se otorga la explotación a una empresa pública, como por ejemplo ANCAP en la refinería de petróleo.


Otra forma muy común de monopolio de origen legal es a través de patentes y derechos de autor. Las patentes existen para proteger al que realiza un invento, dándole el derecho a beneficiarse por la producción exclusiva del mismo durante un período de tiempo y así recuperar el costo que la empresa invirtió en desarrollar la innovación. Es muy común en el sector farmacéutico. En Europa las patentes de invención duran 20 años, en Estados Unidos 17 años y en Uruguay 15 años. Los derechos de autor, que se otorgan a autores y compositores, tienen una duración igual a la vida de su creador.

-->

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores