MONOPOLIO VS. COMPETENCIA PERFECTA: EL PODER DE MERCADO

. . No hay comentarios:
Por controlar la única empresa en el mercado, el monopolista puede ejercer poder de mercado, es decir, determinar la cantidad que es ofrecida en el mercado y, por este medio, puede influir en el precio del bien. Produciendo poca cantidad de bienes el monopolista logra precios altos y ganancias importantes.

En un mercado de competencia perfecta, las curvas de oferta y demanda se cortan en el punto E, determinando la cantidad y precio de equilibrio en el mercado: QE y PE.


En un mercado monopólico, la empresa monopolista, al ser la única oferente del bien que produce, puede reducir la cantidad ofertada del mismo, por ejemplo hasta QM. Trasladándonos sobre la curva de demanda hasta el punto M, encontramos que la empresa monopolista podrá vender esa cantidad de producto al precio PM, superior al que corresponde al caso de competencia perfecta. De esta forma, el monopolista ve aumentado su beneficio.

Nótese que este poder no existe en el caso de la competencia perfecta, puesto que al haber muchos oferentes del bien, el hecho de que uno de ellos reduzca la cantidad del bien que ofrece en el mercado, no afecta en forma significativa la cantidad ofrecida de dicho bien a nivel global, por lo que tampoco tiene efectos sobre el precio. Esto significa que la empresa perfectamente competitiva es precio-aceptante, enfrentando una curva de demanda perfectamente elástica.


El oferente individual de un mercado competitivo puede vender su producto al precio PE determinado en el mercado, sin importar qué cantidad ofrezca individualmente. Esto es lo que le ocurre a Uruguay en el mercado internacional de lana ovina: la producción de lana ovina uruguaya es tan pequeña en comparación con las cantidades comerciadas en el mercado internacional de lana que no podemos influir en el precio internacional aun cuando no exportemos o exportemos la totalidad de la producción nacional. En cambio, en el caso de una empresa monopolista, el precio al cual puede vender su producto depende de la cantidad que ofrezca en el mercado (nótese que al ser el único oferente en el mercado, la demanda de mercado coincide con la que enfrenta la empresa monopolista y su oferta individual constituye la oferta de mercado).

-->

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Seguidores