DETERMINACIÓN DE LOS FLUJOS DE EFECTIVO RELEVANTES

. . 1 comentario:
La determinación de los flujos de efectivo relevantes de un proyecto comienza con una pregunta: ¿las entradas o salidas de dinero futuras para la empresa cambian como consecuencia directa de la realización del proyecto? Una respuesta afirmativa significa que el flujo es relevante, de lo contrario es irrelevante. Puesto que los flujos de efectivo relevantes se relacionan con los cambios en los flujos de efectivo para la empresa, a estos flujos se les conoce también como flujos de efectivo incrementales. Dicho de otra forma: los flujos de efectivo incrementales o relevantes son los que generan algún cambio en los flujos de efectivo de la empresa. Por lo tanto, todas las entradas y salidas de efectivo incrementales –positivas y negativos– deben tomarse en cuenta como parte de los flujos de efectivo relacionados con el proyecto.

Para evaluar el proyecto se consideran los flujos de efectivo incrementales solamente. No es necesario calcular los flujos de efectivo totales de la empresa con el proyecto y sin él, sencillamente se toman en cuenta los flujos de efectivo incrementales del proyecto de forma particular. A esta condición se le conoce como principio de individualidad. Lo que el principio de individualidad sugiere es manejar al proyecto como si fuera un negocio aparte; con sus propios ingresos, egresos, inversión inicial y flujos de efectivo; es decir, un negocio independiente de la empresa que lo va a realizar.

Costos Hundidos


Un costo hundido es aquel en el que ya se ha incurrido independientemente de si se realiza o no el proyecto, por lo que no es relevante para la toma de decisiones, por lo que se deben suprimir en el análisis y la valuación de un proyecto. Esta definición es aparentemente demasiado obvia y sencilla de comprender y aplicar al momento de evaluar un proyecto, pero antes de hacer sus conclusiones considere los siguientes ejemplos. Suponga que Computadoras GL contrata a una agencia de mercadotecnia para realizar un estudio de mercado con el propósito de establecer la aceptación de un nuevo modelo de computadora portátil. Los analistas financieros de la empresa insisten en que se debe incluir el costo del estudio como parte de la inversión inicial para llevar a cabo el proyecto. ¿Están en lo correcto? La respuesta es “no”. Independientemente que arroje el estudio de mercado y de si se realiza o no el proyecto de fabricación de la nueva computadora, la agencia que realizó el estudio cobra un honorario por su trabajo; este honorario es un costo hundido.

Más aún, imagine que hace varios meses una empresa fabricante de muebles contrató a una compañía especialista para darle mantenimiento a un terreno propiedad de la empresa. En este momento se está considerando usar ese terreno para construir un nuevo almacén. Una vez más, el dinero que se empleó para arreglar el terreno es un costo hundido porque, sin importar si se construye o no el almacén, esos recursos ya se desembolsaron.

Costos de Oportunidad


Un costo no es únicamente un desembolso de dinero para realizar algún pago. Un costo también puede ser el no recibir algún beneficio. A estos costos se les conoce como costos de oportunidad. Los costos de oportunidad se presentan en los proyectos de inversión cuando la empresa debe usar ciertos recursos que ya tiene para realizar dicho proyecto. Por ejemplo, imagine que una empresa tiene un edificio que se usó como almacén hace algunos años, pero que ahora está vacío. Por su ubicación y otras características, ahora se está considerando la posibilidad de acondicionar el antiguo almacén para usarlo como sala de
exhibición de los productos de la empresa, lo cual requeriría una inversión relativamente pequeña.

Desde luego, si se lleva a cabo el proyecto no se produciría un desembolso de efectivo por concepto de la compra o construcción de un nuevo edificio, puesto que ya se tiene uno. Sin embargo, el uso del edificio no es gratuito ya que se estaría usando un recurso valioso que ya se tiene en el proyecto de la sala de exhibición. Aún y cuando la empresa no lo está usando para sus operaciones ni pudiera usarlo en el futuro, el edificio se podría vender. En consecuencia, el uso del almacén para convertirlo en sala de exhibición representa un costo de oportunidad; que es un costo relevante que debe considerarse al
evaluar el nuevo proyecto. Suponga ahora que el edificio del almacén tuvo un costo original de $500,000 y que por su antigüedad tiene un valor contable en libros de $200,000. ¿Deberían considerarse los $500,000 o los $200,000 como el costo de oportunidad de este edificio? En realidad ninguna de estas dos cantidades deberían ser tomadas como el costo de oportunidad. Los $500,000 pagados originalmente por el edificio son un costo hundido, mientras que los $200,000 son solamente un valor en libros con fines de registro y otros propósitos. El costo de oportunidad real del edificio sería el valor de mercado que se obtendría si se vendiera en este momento.

Consideremos un último caso. Imagine que el edificio se está arrendando a otra empresa que lo usa como bodega. Si se realiza el proyecto de acondicionar el antiguo almacén como sala de exhibición el edificio se dejaría de rentar y, por lo tanto, la renta que se recibe por este concepto ya no se obtendría. Este dinero no percibido sería, desde luego, un costo de oportunidad que debería considerarse.

Externalidades


Las externalidades –o efectos colaterales– tienen implicaciones amplias. Un flujo de efectivo relevante es aquel que provoca un cambio en los flujos de efectivo de la empresa en su conjunto; en este sentido las externalidades representan una relación entre los flujos de efectivo de un proyecto y los flujos de efectivo del resto de la empresa. Por ejemplo, una empresa fabricante de muebles de madera produce salas estilo Provenzal Francés y, aprovechando su experiencia y la demanda del mercado, está considerando comenzar a fabricar salas estilo Luis XV.

Sin embargo, la empresa debería reconocer que hay muchas posibilidades de que estos modelos se conviertan en competidores y que algunos clientes que comprarían las salas estilo Provenzal Francés compren las nuevas salas estilo Luis XV. Dicho de otra manera, una parte de los flujos de efectivo del nuevo modelo de sala se originarán a expensas de los flujos actuales que tiene la empresa generados por sus productos actuales.

Capital de Trabajo Neto


Cuando se realiza una inversión en activos fijos –en especial en el caso de los proyectos de expansión– no se requiere únicamente un desembolso para comprar la maquinaria y el equipo necesarios para realizar el proyecto, es necesario también considerar la inversión necesaria en capital de trabajo neto como nuevas cuentas por cobrar e inventarios. Esta inversión es relevante para la evaluación del proyecto porque el cambio en estos activos circulantes es el resultado directo de la decisión a cerca del proyecto. No obstante, también se debe tomar en consideración que los proyectos que requieren de una inversión adicional en activos circulantes también generan flujos de efectivo espontáneos para la empresa. Por ejemplo, al incrementarse los inventarios también se incrementa la cantidad de dinero que se les adeuda a los proveedores (cuentas por pagar) por concepto de las compras adicionales. Así mismo, el incremento en las operaciones de la empresa genera también financiamiento espontáneo adicional a través de pasivos acumulados (por ejemplo, impuestos por pagar o sueldos por pagar). De esta manera, la inversión neta en capital de trabajo resulta de restar los cambios en los pasivos espontáneos al desembolso que se debe realizar para adquirir los activos circulantes adicionales.

Por ejemplo, suponga que Cementos Nacionales desea realizar un proyecto de expansión. Para ello, además de la maquinaria y equipo que debe adquirir, debe invertir $5 millones en cuentas por cobrar e inventario. Al mismo tiempo, los analistas creen que las cuentas por pagar, impuestos por pagar y sueldos por pagar se incrementarán en $2 millones de realizarse el proyecto. La inversión neta en activos circulantes que deberá realizar la empresa será de $3 millones ($5 millones – $2 millones).

Costos de Financiamiento


Los costos de financiamiento no deben incluirse dentro de los cálculos de los flujos de efectivo relevantes en un presupuesto de capital. Esta afirmación puede parecer equivocada o, en el mejor de los casos, extraña. Si se va a llevar a cabo una inversión ¿no se requieren recursos financieros adicionales para hacerlo? Definitivamente sí. Entonces ¿estos recursos no tienen un costo? ¿Acaso son gratuitos? Desde luego que los recursos financieros (o de cualquier otro tipo) tienen un costo. Sin importar si se usa capital propio, deuda o una combinación de ambos para financiar los desembolsos que se necesitan hacer para llevar a cabo el proyecto, este dinero tiene un costo. La empresa tiene que pagar a los inversionistas –accionistas o acreedores– por el uso de sus recursos a través de dividendos e intereses.

Sin embargo, el costo de los recursos financieros no forma parte de los flujos de efectivo relevantes. Más bien se usa dentro de los métodos de valuación que se estudiarán en un capítulo posterior para comparar los flujos de efectivo que se espera que genere el proyecto contra los desembolsos requeridos para llevarlo a cabo. La mezcla de deuda o capital propio es una variable que pertenece a la política de financiamiento de la empresa la cual determina la forma en la que los flujos de efectivo se distribuirán entre los acreedores y los propietarios. Esta política de distribución no tiene por qué afectar a los flujos de
efectivo del proyecto en sí mismo.

Otras Consideraciones


Además de los aspectos sobre costos de oportunidad, externalidades y demás que se trataron antes, también se deben tomar en cuenta otros aspectos de importancia que afecta a los flujos de efectivo relevantes, como la capacidad en exceso y los costos asignados.

Capacidad en Exceso. Debido a situaciones de origen técnico, las empresas se ven ante la disyuntiva de adquirir capacidad en exceso, lo cual presenta ciertas dificultades en el cálculo de los flujos de efectivo y de la decisión sobre un proyecto de inversión en particular.


1 comentario:

Popular Posts

Seguidores